Search

A dream called COMIC CON (P1)

Nunca olvidaré ese día en que revisando mi e-mail, doy con el @comiccon.org, confirmando mi participación en el evento que todo 'Geek' como yo, moriría por siquiera entrar, ahora, ser el único emprendedor colombiano con un espacio para mostrarle al mundo de que están hechos los héroes latinos, es más que un sueño cumplido.


I will never forget the day I was checking my e-mail and I found the sender @comiccon.org confirming my participation on the event every Geek would die just to get in. Moreover, I was the only Colombian entrepreneur with a stand to show the world what Latin heroes are made of: it was a dream come true.

"Mr Nicholas Rodriguez, are you welcome to our special event as an expositor of your beautiful Latino comic...".

Así es, mi número en lista de espera era el #238 (todavía tengo el e-mail), un número improbable dentro de una lista interminable de artistas y empresarios independientes de todo el mundo, buscando una oportunidad para presentar su trabajo. Ahí estaba yo, buscando la manera en que el mundo conociera mi historia, mi héroe, en el evento más importante de la industria, y no solo del cómic sino de entretenimiento mundial.


You just read it. My wait list number was #238 (I still keep the e-mail): A simple number on an endless list of artists and independent entrepreneurs from all over the world looking for a chance to show their work. And there I was, looking for a way to present my project and my hero to the world, during the most important event of the entertainment industry event.


Y fue gracias a nuestra 'Malicia Indígena' positiva, que se me ocurrió enviarles un comunicado a las directivas del evento, explicándoles las razones por las cuales su magno evento, debía considerar dentro de su recinto ferial, al primer héroe latinoamericano de mundo, al grandioso ZAMBO DENDÉ. Justifiqué hasta el más diminuto detalle, investigaciones, estadísticas, noticias, todo lo que fuera necesario para demostrarles que no había (hasta el momento) un proyecto como el nuestro. Recuerdo que cuando di 'Send' para enviarlo vía e-mail, segundos antes me dije: "¿Quien carajos se va a poner a leer un correo en un terrible inglés y con un montón de información que ha nadie le interesa? la cagaste Nicolai", cerré el computador y me fui a jugar PlayStation, afirmando que había perdido mi tiempo.